¿Cuántas veces hemos querido eliminar en nuestro cuerpo esos michelines que nos pesan y nos afean?




Hemos acudido a dietas de todas clases, que en ocasiones tampoco nos ayudan mucho por su dificultad o su rigidez.

Es por ello que aquí te presento una nueva dieta que no se rige por las mismas reglas básicas de otras dietas; la dieta cetogénica. Aunque el nombre sea un poco raro, te lo explico y lo entenderás fácilmente.


¿En qué consiste la dieta cetogénica?

Nuestro organismo utiliza permanentemente la energía que producen los alimentos que consumimos, en especial los hidratos de carbono y las grasas. Estas son las fuentes de energía más importantes para producir la energía que necesitamos para las funciones físicas y mentales.

La fuente principal son los carbohidratos, que al desintegrarse en el proceso de digestión se convierten en glucosa y ésta a su vez es absorbida por la sangre. Una parte de esta glucosa se deposita en forma de glucógeno en los músculos y en el hígado, en mayor o menor grado según las necesidades de energía física.

Al ser los carbohidratos el elemento principal de las dietas y ser ellos la fuente principal de energía, el organismo va almacenando las grasas, con las consecuencias para nuestro bienestar e imagen que todos conocemos.

dieta cetogénica explicada detalladamente

Aquí os presento la solución; dieta cetogénica:




Hay que disminuir la ingesta de hidratos de carbono y aumentar el consumo de grasas saludables en nuestra alimentación diaria. Cuando el glucógeno almacenado se va agotando, el organismo acude enseguida a la fuente alternativa de energía, que son las grasas acumuladas y empieza lo que se llama la quema de grasas.

A este proceso se llama cetosis, es decir, la quema de grasas almacenadas como fuente de energía en lugar del glucógeno procedente de los carbohidratos.

En resumen, lo realmente importante que hay que entender de esta dieta es que hay que bajar la ingesta de hidratos de carbono y azúcares y aumentar el consumo de grasas, las saludables por supuesto, invirtiendo así las fuentes de energía que el cuerpo necesita.

No quiere decir que eliminemos totalmente los hidratos de carbono, que son los productores de la glucosa de la sangre, sino que invirtamos las cantidades de ingesta de carbohidratos y grasas de otras dietas. Está demostrado que las grasas son más eficaces como fuente de energía que los carbohidratos.




Experimentos y estudios también han demostrado que en situación normal, en la aplicación de las bases de esta dieta, y atendiendo a la cantidad de ejercicio físico que haga el interesado, no se necesitarán más de siete días para ver el resultado.


Alimentos permitidos  y prohibidos en la dieta cetogénica

Alimentos no permitidos

Alimentos de alto contenido en carbohidratos cuya ingesta deberemos reducir o incluso eliminar mientras dure la dieta:

  • Pan
  • Pasta
  • Bollería
  • Arroz
  • Harinas
  • Cereales
  • Dulces
  • Azúcares
  • Patatas
  • legumbres

Alimentos permitidos

  • Alimentos que menos glucosa aporten aunque tengan algo de hidratos de carbono y debemos consumir son en general todas las verduras y hortalizas y las frutas, sobre todo los cítricos y las de sabor ácido.
  • Alimentos que debemos consumir para un perfecto funcionamiento de nuestro cuerpo, atendiendo a sus necesidades mediante el aporte de hidratos de carbono, grasas, proteínas, minerales, vitaminas, siempre con la intención puesta en la eliminación de grasas corporales.
  • Carnes (todas).
  • Pescados (todos).
  • Mariscos (todos).
  • Huevos.
  • Quesos.
  • Frutos secos.
  • Aceites (de oliva, aguacate, coco…).
  • Condimentos alimentarios.

Ventajas de la dieta cetogénica

alimentos-dentro-de-la-dieta-cetogénica

Son muchas las ventajas que podemos considerar para aconsejarte esta dieta, que brevemente resumidas quedaría así:

¿Quieres bajar peso?

Esa es la primera ventaja de esta dieta sobre otras dietas más estrictas. Como vas a eliminar o reducir el consumo de alimentos como pan, bollería, pastas, dulces, etc. que son los que más contienen los carbohidratos, productores de la glucosa, y el cuerpo consumirá la grasa que tienes pegada en ciertas partes, notarás al poco tiempo que la aguja de la báscula va descendiendo; y lo notarás tanto en el peso como en el volumen, ya que también se reducirá por la quema de las grasas almacenadas.

Y además de notar esos cambios también notarás que te mantienes bien alimentado y con la energía suficiente para abordar todo lo que tengas que superar a lo largo del día.


¿Siempre estás hambriento? 

Ya te hemos explicado que esta dieta no consiste en comer mucho dos veces al día, sino comer en menor cantidad pero más veces al día. Nuestro sistema digestivo procesa más rápidamente los hidratos de carbono y por eso al poco tiempo sentimos ese cosquilleo del hambre.

Como las grasas se digieren más lentamente en el intestino, la sensación de hambre desaparece. Ten en cuenta que se te pide una comida cada tres horas, es decir, cinco al día repartidas en desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.


¿Preocupado por el colesterol y la diabetes?

Si tienes antecedentes familiares o tu día a día te ha expuesto a desórdenes en tu organismo, con esta dieta consigues consumir las grasas de tu cuerpo. Por tanto ayuda a reducir el colesterol malo.

Al no recibir en grandes cantidades los hidratos de carbono, como en otras dietas, se reduce también drásticamente la posibilidad de absorción de azúcares a la sangre. Por tanto colabora en ahuyentar el fantasma de la diabetes y de los desórdenes en el colesterol.


Desventajas de la dieta cetogénica

Como todas las dietas ésta también tiene alguna que otra desventaja y es que es una dieta pobre en la ingesta de hidratos por lo que se recomienda que no hagas esta dieta con una duración muy larga e incluso  que la hagas de manera progresiva y, como siempre digo, lo mejor es hacer dieta bajo la supervisión de un nutricionista que será el que mejor valore la cantidad de hidratos que son necesarios según tus necesidades.

También en el ámbito del culturismo se comenta que esta dieta, pese a lo que se ha creído durante un tiempo, no ayuda a ganar musculatura ni su capacidad de formación sino todo lo contrario. ya que se necesitan proteínas y carbohidratos para ganar músculo de una forma óptima, la dieta cetogénica nos deja sin los ingredientes fundamentales que contienen los hidratos necesarios para ello.


Fases en la práctica de la dieta

fases de la dieta cetogénica

La dieta cetogénica se puede realizar en diferentes fases dependiendo de los resultados que quieras conseguir. Se puede hacer en 10, 30 o 50 días.

Voy a contaros la dieta para hacerla en 30 días. Se divide en tres fases cada una se compone de 10 días.

1º Fase

Esta fase se hará del primer al décimo día de la dieta cetogénica, en ella se permite comer todos los alimentos con alto índice de proteínas como son todas las carnes, los huevos, quesos, embutidos como el jamón york, algunas salsas como la mostaza, la mayonesa y la salsa de tomate (Ketchup), los yogures desnatados, la leche desnatada, tomate, cacahuetes, todas las verduras de hoja verde, aceitunas, infusiones, café y por supuesto, agua natural.

Por el contrario, los alimentos que no deberíamos consumir en esta primera etapa de la dieta son todos los que están elaborados con harinas como cualquier tipo de pasta tipo macarrones, fideos…, el azúcar, las frutas, y por supuesto bebidas gaseosas y con azúcares y el alcohol.


2º Fase:

Esta segunda etapa de la dieta irá del undécimo día hasta el vigésimo. En ella se introducirá algún alimento más como las frutas y más verduras, también se aumenta la cantidad de leche que se puede tomar llegando a un litro de leche desnatada.


3º Fase:

La última fase será del vigésimo primero hasta cumplir los 30 días.

En ella ya se incluyen todos los alimentos permitidos en la dieta cetogénica, pero es importante tener en cuenta que hay que introducirlos de manera progresiva ya que nuestro cuerpo lleva varios días sin tomar ningún tipo de hidrato, por ejemplo así que incluiremos en menor medida el primer día e iremos aumentando poco a poco esa cantidad.


Opiniones

Una vez terminada la dieta y transcurridos los 30 días, lo recomendable es mantener una dieta variada y saludable para que los efectos de lo que hemos logrado perduren y no volvamos a un estado yo-yó. Pero lo dicho, siempre añadir poco a poco la cantidad de comida a nuestro menú diario.

¿Ahora crees que esta es tu dieta? Si es que sí, hazlo tuyo y cuéntame qué tal te funciona la dieta. ¡Pero ojo! Intenta que cualquier dieta que practiques sea bajo la supervisión de un profesional de la nutrición. No corras riesgos innecesarios.

Otras dietas que también te podrían interesar:

Por último, ahora que ya hemos visto qué es y cómo se hace la dieta cetogénica, me gustaría dejaros un pequeño vídeo en el que se sacan unas conclusiones muy interesantes acerca de este menú.

Recordad que la información siempre está ahí, pero las conclusiones y la eficacia de regímenes como este debes probarla por ti mismo.

¡Espero que te guste! 🙂