¿Qué comer en una dieta blanda? ¿Cuáles son los alimentos permitidos?

alimentos permitidos y no permitidos en la dieta blanda

¿Has pasado por algún proceso quirúrgico o te vas a someter a uno? O ¿has estás saliendo de una enfermedad gastrointestinal, un cólico, una úlcera? o simplemente necesitas regular tu aparato digestivo, pues es bueno que sepas cómo seguir una correcta dieta blanda y sobretodo saber cuáles son los alimentos permitidos en cada fase de este proceso de recuperación.




Todos hemos vivido algún estadio de descomposición gastrointestinal en un momento puntual y nuestras madres y/o abuelas nos han dado ese caldito de pollo con arroz blanco y quizá algunos, con unas gotas de limón.

Bien, en este post voy a contarte todos los alimentos que están permitidos en esta dieta y más que permitidos son los que es mejor que sigas para una correcta recuperación.

Abre el abanico a algo más que los caldos de pollo con cebolla y ve introduciendo poco a poco más alimentos para que tu aparato digestivo vuelva a la normalidad.

El objetivo que tenemos que conseguir con esta dieta no es la de perder peso sino la de ingerir alimentos fáciles de digerir y que no estimule la secreción gástrica.


Alimentos no permitidos en la dieta blanda

En primer lugar, vamos a dejar claro que en esta dieta es fundamental dejar de lado una serie de alimentos que no van a ayudar para nada en nuestra recuperación y que si aguantamos podremos volver a disfrutar de ellos cuando nuestro aparato digestivo esté nuevamente preparado para tolerarlos.

La dieta blanda no admite:




  • Las grasas saturadas o polisaturadas hay que evitarlas a toda costa.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Los azúcares.
  • Los fritos en cualquiera de sus vertientes.
  • Postres como el flan, la crema catalana, las natillas, etc.
  • Cereales integrales y bollería en general.
  • El arroz con o en grandes guisos.
  • Pescados azules, mariscos y conservas de pescado.
  • Carnes rojas y con mucha grasa.
  • Embutidos en general con alguna excepción como el jamón york o la pechuga de pavo y los ahumados.
  • Quesos curados.
  • Salsas.
  • Todo tipo de especias picantes.
  • Los encurtidos (aceitunas, cebollinos, pepinillos).
  • Salazones como la mojama, huevas, bacalao, anchoas…
  • Y por supuesto, el tabaco.

Es obvio que debemos evitar este tipo de alimentos ya que lo que buscamos en que nuestro organismo retome un equilibrio natural.


Alimentos permitidos en la dieta blanda

Dependiendo de lo que necesite nuestro cuerpo empezaremos con menos e iremos a más, si nuestro estado no es tan severo se podrá hacer una dieta blanda menos estricta desde el principio.

Hay diferentes tipos de dieta blanda, puede ser astringente, no astringente o algunas específicas para distintas patologías gástricas o también dependiendo de tu filosofía de vida puesto que podemos encontrar dieta blanda para vegetarianos.

Carnes y pescados:

Cereales y féculas:

Huevos:

Verduras y legumbres:

Lácteos:

Frutas:

Bebidas:

Si aun así no tienes claro qué es lo que hay que comer en este régimen, a continuación te dejamos un vídeo explicativo de por qué se han de comer estos alimentos y no otros a fin de que el menú propuesto en esta página sea lo más efectivo posible:

Ya sabes que de lo que se trata con esta dieta es recuperarnos de alguna enfermedad, en la mayoría de los casos, intestinal por lo que lo mejor es ir introduciendo los alimentos poco a poco en la medida en que el cuerpo los vaya tolerando.

Si aun no tienes muy claro cómo empezar con la dieta blanda o no sabes bien en qué consiste, te recomendamos que leas el siguiente artículo: